Entrevista a Pedro Gras

Pedro Gras Castellón es Psicoanalista, miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis. Dirige Torreón, un centro de acogida y tratamiento de niños y familias, donde se atiende a niños y jóvenes en tratamientos y talleres terapéuticos.

En las corrientes actuales se atiende más a la conducta que a la situación del sujeto, con lo cual, un niño puede mostrar una conducta disruptiva y sin embargo, estar expresando a través de esa conducta un sufrimiento subjetivo importante. La respuesta que da el entorno es hacia la conducta.

-¿Cómo cree que afecta a los niños el no ser escuchados, el no ser tenidos en cuenta como niños?
Se les deja solos. Los niños han de sentirse valiosos para los adultos. No ser escuchados es no tener un lugar en el Otro, y por tanto no sólo afecta a su autoestima, que sería el afecto correspondiente, sino que se crean fantasmas de ser un desecho para el Otro.

niño en soledad

-¿Cree que la medicación psiquiátrica cómo única respuesta al sufrimiento infantil, tal como lo vemos en la sociedad actual, puede influir en la constitución del psiquismo infantil y en el adulto del mañana que de él devenga?
Sí, por supuesto. Uno de los efectos más inmediatos es la increencia en el inconsciente, es decir, que lo que le pasa al sujeto viene de fuera, o es algo ajeno a él. Por lo tanto, no hay responsabilidad subjetiva; con lo que se esperan las respuestas y soluciones de afuera del sujeto. En el caso de los niños esto es especialmente grave puesto que en el sufrimiento de los niños siempre están implicados los adultos de su entorno.

 

-¿Se escucha de modo suficiente el sufrimiento del niño antes de que este sea medicado?
No, por dos razones. En primer lugar, porque en las corrientes actuales se atiende más a la conducta que a la situación del sujeto, con lo cual, un niño puede mostrar una conducta disruptiva y sin embargo, estar expresando a través de esa conducta un sufrimiento subjetivo importante. La respuesta que da el entorno es hacia la conducta.
En segundo lugar, hay que tener en cuenta que los niños, como decía Jacques Lacan, son un síntoma de la pareja que hacen los padres, y encuentras que en muchas situaciones éstos no quieren saber de su síntoma, que es el sufrimiento del niño.
-¿Qué puede facilitar la escucha de los niños por parte de los educadores?
En primer lugar, a nivel personal, la propia relación con su inconsciente. Es decir, los educadores, si quieren mejorar su modo de escuchar a los niños, han de poder ir al dispositivo donde ellos mismos van a poder ser escuchados por otro.
En segundo lugar, dado que se trata de una institución, son fundamentales las reuniones de equipo en las cuales se habla del niño por parte de todos los educadores que entran en contacto con ese niño, y todos pueden aportar sus observaciones y escuchas singulares a modo de construir un mosaico, dado que nadie tiene todo el saber sobre el niño.

Hay que considerar a todos los niños, con o sin dificultades, como sujetos de deseo, y de derecho, con derecho a decir no a lo que el adulto pueda desear para él, por muy bueno que pueda parecer.

 

-¿Cómo es una buena escucha por parte de los educadores?
Una escucha que esté atenta a cómo hablan los adultos de ese niño, los decires de la madre, del padre, de la abuela… Hay que detectar siempre las palabras con que nombran al niño, y por supuesto atender a la literalidad de lo que dice y expresa el niño con su decir, con su cuerpo y con sus síntomas.

-¿Cómo debería ser la escucha a los niños con necesidades especiales?
Ante todo hay que considerar a todos los niños, con o sin dificultades, como sujetos de deseo, y de derecho, con derecho a decir no a lo que el adulto pueda desear para él, por muy bueno que pueda parecer. La escucha implica, al igual que en los niños sin dificultades, atender a cómo es hablado por su entorno y dado que a veces son niños que no hablan aún, hay que poder atender a los pequeños indicios y gestos que indican una posición subjetiva del niño. Nuestro trabajo consiste en atribuir a un gesto, un llanto… cualquier signo, el valor de mensaje de un sujeto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s