Conclusión de la entrevista con Eloísa Samaranch, “falta algo muy importante: la palabra”

Os presentamos la conclusión del fascinante coloquio que mantuvimos con Eloísa Samaranch (para leer la primera parte, pincha en el enlace) Esta vez, abordamos temáticas como el lugar de la palabra en la actualidad, el exhibicionismo que tan de moda está a través de las redes sociales y el uso de las nuevas tecnologías y cómo influyen sobre el psiquismo de niños, adolescentes y adultos.

logotipoaapipna

eloísa negro

ACERCA DEL LUGAR DEL SENTIR Y DE LAS PALABRAS…

El momento actual, en el que prima la inmediatez, el todo rápido, está generando muchos casos de niños y adolescentes con conductas impulsivas, casos en los que les cuesta mucho concentrarse porque falta algo muy importante: LA PALABRA, y eso que, fijaros, ¡la palabra es gratis!

EloísaAdemás de los casos que antes hemos mencionado, hay otros, cada vez más numerosos: los niños y adolescentes emancipados prematuramente. Son los que están solos y refugiados en los medios audiovisuales, medios que distraen, pero que no contienen la ansiedad. No tienen un decodificador humano que les ayude a entender lo que les está pasando. Este momento actual de la inmediatez, del todo rápido, está generando muchos casos de conductas impulsivas, casos en los que les cuesta mucho concentrarse porque falta algo muy importante: LA PALABRA, y eso que,  fijaros, ¡la palabra es gratis!

Creciendo con eco(Risas) Has dado en el clavo…

EloísaSi dijeras que hay que pagar al año un millón para poderla utilizar… Pero no, es gratis… la tenemos en nosotros, es un recurso aparentemente fácil, pero sucede todo lo contrario… apenas la utilizamos de forma auténtica.

el-abrazo-de-la-palabra

La palabra es un recurso para las personas que tiene un valor vital y, muchas veces, desconocido

Creciendo con ecoLa palabra es gratis, no solo para tratar a un niño con dificultades, sino en nuestras propias relaciones con los demás. Nos encontramos con amigos, familiares, mucha gente de nuestros entornos próximos que tiene una dificultad muy grande a la hora de expresar lo que siente. A lo mejor esa gente es capaz de actuar lo que siente, pero no de verbalizarlo. Esto a veces nos sorprende porque, por ejemplo, cuando alguien hace algo bueno por mí, me resulta muy fácil expresar la gratitud y decir “muchas gracias” o “qué importante es esto que has hecho por mí”, sin embargo, en general, en esta sociedad cuesta muchísimo sacar la palabra de dentro.

En el momento actual parece que solo se tiene que mostrar la euforia, la diversión… Todos por Facebook e Instagram: “¡estoy en el Caribe!”, “¡estoy en la playa!”, “¡estoy de copas!”, algo que genera una sensación de que, o estás ahí, o no estás, no existes… No hay tiempo para los duelos…

EloísaEs que es… es totalmente así. Por eso creo que, como antes hablábamos, se ha confundido educación con castración, y en ello se  ha ido gran parte de  lo emocional. Creo, por otro lado, que el género masculino, en general, tiene más dificultades, en este sentido, que el femenino. Sigue muy vigente la cuestión de que el hombre tiene que ser omnipotente, fuerte, poderoso… Curiosamente, y esto es algo difícil de entender para los que ya llevamos años en esto, se considera que el sentir, es debilidad, fragilidad… Fijaros que en el lenguaje corriente, se dice, cuando alguien llora, que “se viene abajo” Es algo que me pone mala… ¡pero cómo que se viene abajo! ¡Siente lo que tiene que sentir! ¡Si lo estás pasando mal y te pones a saltar, estás maníaco perdido! Entonces pensemos… ¿por qué se dice que se viene abajo? ¿Por qué sentir es considerado algo malo?, ¡al contrario!, es algo acorde a la situación, sano, que nos permite desahogarnos,  que muestra que estás pasando por un mal momento…

En el momento actual parece que solo se tiene que mostrar la euforia, la diversión… Todos por Facebock e Instagram: “¡estoy en el Caribe!”, “¡estoy en la playa!”, “¡estoy de copas!”, algo que genera una sensación de que, o estás ahí, o no estás, no existes… No hay tiempo para los duelos…

Creciendo con ecoParece que la gente no se da permiso para sentir determinadas cosas, es algo que se ve mucho, y claro, al final explotan. No se deja lugar para el desahogo…

Eloísa: …como si algunas emociones (de hostilidad, de agresividad…), estuvieran prohibidas, fueran consideradas negativas y se borraran, como si fuésemos seres angelicales que no pudieran sentir este tipo de afectos. Todos los mecanismos que la persona pone en marcha para que eso que siente, no se sienta, generan unas estructuras patológicas que condicionan la vida… Cuando en terapia se trabaja, por ejemplo, que estos sentimientos son normales, lógicos, esperables y sanos, y cuando por fin la persona que sufre, lo puede verbalizar, se pueden tramitar de otra manera y la angustia disminuye…

En los procesos terapéuticos te das cuenta de lo difícil que resulta poder objetivar a la gente querida, con sus cualidades y sus defectos, como si eso fuera condenar al padre, o la madre, o enjuiciarlo… No es así, es una descripción, tu descripción, en base a lo vivido…

El entender en la adolescencia que los padres, además de padres, son personas, es algo que nos cuesta a todos muchísimo. Son personas, tienen defectos, cualidades y asumir esto no quiere decir que no se les quiera, al contrario, se les quiere incluso más, porque les aceptas con sus contradicciones e imperfecciones. Esta es otra de las cuestiones que si se transmitieran,  y fueran interiorizadas, se reduciría mucho sufrimiento inútil…

Creciendo con EcoEn cuanto a la necesidad de mostrarse la gente como seres angelicales, se ve en seguida porque no hay lugar para la rabia y hay que disimularla, disfrazarla… Y, si tienes un ojo analítico, te das cuenta en seguida de eso porque se convierte en una conducta o una actitud reactiva y así observamos gente que es excesivamente cariñosa, o el que te pide constantemente perdón…

estres-

Las emociones hostiles forman parte del ser humano, ser capaces de entenderlas, canalizarlas y aceptarlas, nos ahorrarán una cantidad de sufrimiento considerable

Eloísa…o el que llega al coma etílico, o se incluye en conductas de alto riesgo, o de violencia… Sale por otro lado, está claro…

Creciendo con ecoExacto, sale por otro sitio. En cuanto a lo que decías sobre los hombres, estamos de acuerdo y fíjate, las carreras que tienen que ver con lo humanístico, con el sentir, están llenas de mujeres y hay muy pocos varones.

EloísaTambién creo, sin embargo, que en esta cuestión se ha avanzado muchísimo. Cada vez hay más hombres con contacto emocional, con menos miedo a mostrarse que antes… Pero es cierto que sigue habiendo mucha dificultad, mucha…

Estoy muy de acuerdo con los autores a los que habéis entrevistado, cuando hablan de que tenemos que adaptarnos a la sociedad en la que estamos y que “no todo tiempo pasado fue mejor”,  lo que tenemos que hacer es entender lo que está pasando… Hay situaciones en las que se ha avanzado muchísimo…

Estoy pensando que hay algo que no estamos transmitiendo bien en absoluto a las nuevas generaciones, y que es el origen de mucho sufrimiento en numerosos jóvenes y también en adultos, por supuesto, y es la falta profundidad en los vínculos, es todo demasiado inmediato, muy aquí te pillo, aquí te mato que, vale, es esperable este tipo de conductas en la adolescencia, pero es que vemos adolescentes de cuarenta con demasiada frecuencia…

Creciendo con ecoSe extiende y parece que también se hace antes, ¿no te parece?

EloísaLes estamos robando la infancia, está clarísimo.

ACERCA DEL EXHIBICIONISMO Y EL REFUGIO EN LAS REALIDADES ALTERNATIVAS QUE OFRECE LA TECNOLOGÍA…

Creciendo con ecoNos encontramos con chicos de trece años haciendo cosas que no hacíamos hasta los dieciséis. Pero es que claro, ahora estamos inmersos en la inmediatez, en la rapidez y en ese contexto es casi lo normal.

Gran parte del proceso terapéutico consiste en ayudar al otro a darse cuenta de que lo que vive tiene una trascendencia emocional. Se tiende a  hacer muchas cosas, cómo queriéndose decir a uno mismo: “que chulo y activo soy”, pero la mayoría de las vivencias no son registradas en el mundo interno y, por lo tanto,  impide la posibilidad de valorar lo sucedido y aprender

EloísaSe ha pasado de un extremo a otro: ahora parece que el que no hace las cosas prematuramente, es raro y sufre una presión del grupo importante. Escuchamos frases en colegios después de un fin de semana del tipo “¿con cuántos/as te has enrollado?”, el que más veces se ha enrollado, gana. No deja de ser sorprendente… Lo importante es el número, nada más… Y luego vienen y te cuentan que se encuentran fatal y no saben qué les pasa…

Creciendo con ecoEsto tiene que ver con las apariencias y con lo que decías de las redes sociales. Se suben fotos desde la costa y se escribe “¡mirad, estoy en la playita! ¡Cómo estoy disfrutando!”. En el restaurante o el chiringuito, en lugar de comer, se le hacen fotos al plato o al cóctel… No se puede estar en dos sitios al mismo tiempo, es decir: o estás en la comida o estás en las redes sociales. Ese postureo, además, provoca que no disfrutes de lo que tienes delante de tus ojos: de la conversación, del paisaje, del aroma de la comida que tienes ante ti…

EloísaEs como si se hiciera para mostrar, no para vivir y sentir. Gran parte del proceso terapéutico consiste en ayudar al otro a darse cuenta de que lo que vive tiene una trascendencia emocional. Se tiende a hacer muchas cosas, cómo queriéndose decir a uno mismo: “que chulo y activo soy”, pero la mayoría de las vivencias no son registradas en el mundo interno y, por lo tanto,  impide la posibilidad de valorar lo sucedido y aprender.

Creciendo con ecoMuchos adolescentes viven a través de las redes sociales, a través de ese mundo en lugar del suyo propio. Todo esto de Youtube, este fenómeno fan que hay ahora… Se vive a través de la vida de otras personas.

EloísaNo se sabe todavía qué consecuencias tendrá… ya lo iremos viendo, pero parece que la realidad virtual a veces sustituye a la psíquica..

Creciendo con ecoEs un problema… Y, por ejemplo, el fenómeno youtuber es algo totalmente nuevo… El otro día vi un vídeo de uno de ellos que me escandalizó. Tenía que ver con la aplicación que está de moda, Pokémon Go, que es una aplicación que hemos probado y bueno, tiene sus cosas buenas, el uso que le des determina si es buena o mala para ti.

EloísaComo todo, hay una diferencia entre el uso y el abuso. Es como el alcohol, no quiere decir que no puedas beber un vino o una cerveza… ¿Sabéis cómo funciona esta aplicación? Se ve a gente por todos lados cazando Pokémon. 

Creciendo con ecoEs una fusión entre Pokémon y Google maps, tal cual: Nintendo ha colaborado con Google para hacer el videojuego. Es como un GPS, que se utiliza como base para crear un mundo virtual sobre las calles de tu ciudad real. A través del GPS vas andando por la ciudad y te encuentras con poképaradas en lugares clave, como monumentos o sitios famosos de la ciudad…

pokemon go

Mapa GPS de Pokémon Go, con un gimnasio de color rojo, una poképarada (color morado) y un pokémon frente a nosotros

Eloísa¿Quién los pone ahí?  Seguro que muchos nos estamos enterando ahora con vosotros de en qué consiste todo este fenómeno…

Creciendo con ecoLa propia desarrolladora del juego pone estas paradas. Luego tienes gimnasios pokémon donde la gente pelea. Estos gimnasios son virtuales y están ubicados en lugares como la estación de Goya, por ejemplo. En cada barrio hay un par de gimnasios.

Eloísa¿Un gimnasio qué es?

IMG_1716.PNG

Gimnasio de la Parroquia de San Lamberto, en Zaragoza

El problema está en confundir fantasía con realidad.

Creciendo con ecoEs un lugar en que peleas para dominarlo, para hacerte el jefe, porque en el gimnasio hay un entrenador pokémon que es el dueño del gimnasio. Tú, como jugador, lo que tienes que hacer es quitarlo del gimnasio para ponerte tú en su lugar. Hay tres equipos: azul, rojo y amarillo. Si vas a un gimnasio de tu mismo color lo que puedes hacer es pelear para subir el prestigio del gimnasio y, si sube de nivel, te puedes adherir a los entrenadores que hay, que suelen ser dos o tres. El entrenador del gimnasio que tenga el pokémon más poderoso es el rey del gimnasio y tiene una corona. Si llega otro de un color diferente, tiene que vencer a los tres que haya (por ejemplo) para quitarlos y hacerse con el gimnasio y hacer éste de su color, de tal manera que es un juego de dominancia que hace que el jugador se pique para subir de nivel a sus pokémon. Hay un prestigio virtual, esa es la zanahoria que te hace seguir, aunque también hay personas a las que les interesa más el afán coleccionista, el capturar los pokémon. Tiene sus aspectos positivos porque te incita a salir a pasear, a pasar tiempo fuera con los amigos, e incluso a conocer gente nueva por la calle… Pero volviendo al fenómeno de Youtube, le está dando un sitio al niño que no encuentra en casa.

EloísaPor eso tiene tanto éxito… hay que ver como los que diseñan estas aplicaciones tocan los puntos claves: competencia, rivalidad, sacar al otro, ponerte tú, ganar, perder….

Creciendo con eco: Totalmente cierto, los desarrolladores conocen bien cuales son nuestras inquietudes más primitivas y les sacan el máximo partido. Hablando sobre los youtubers, muchos niños de hoy sueñan con ser uno de ellos, viven una fantasía de aparente felicidad y cero problemas…

EloísaEl problema está en eso, en confundir la fantasía con la realidad. Porque cuando luego estén en la realidad, ¿van a tener recursos para afrontarla?

Creciendo con ecoEs complicado, además pensamos que la realidad virtual está teniendo un desarrollo impresionante que va a aparecer inmediatamente en el mercado con dispositivos para Playstation 4, Xbox One, etc. El jugador se pondrá un casco y entrará en una realidad virtual y esto se va a fusionar más adelante con juegos con el formato de Pokémon Go, de tal manera que el jugador irá por la calle con su casco o gafas de realidad virtual y estará viendo el mundo real, los edificios, pero igual mira al tejado de uno y ve un Pokémon encima de él y entonces ahí ya sí que tenemos…

Eloísa…una mezcla entre fantasía y realidad peligrosísima para el que no esté preparado…pero claro, algo tienen que hacer los niños y los jóvenes si no se sienten acompañados, contenidos y escuchados… y en lugar de ir a por ello, ¡están viviendo una realidad virtual!

Creciendo con ecoEso ya es dinamita pura, puede ser algo peligroso, sí. Si hubiera una base buena, una infancia con fortaleza y enriquecida… pero surgen estas fusiones artificiales que…

Eloísa…en las personas que no tienen una base psíquica sólida surgirá la dificultad de no saber diferenciarlo y diferenciarse…

Creciendo con ecoLo que queríamos decir del Youtuber antes, es que subió un video relacionado con Pokémon Go, pero riéndose de una persona. Por lo visto, este Youtuber en concreto debe dedicarse a eso: el sentido de su canal es mofarse de los demás. Entonces, hay un chico que sube a Internet un anuncio diciendo que es el del equipo rojo, que queda con unos cuantos para irse de ruta conquistando gimnasios y que si hay alguien del equipo rojo que quiera juntarse con él, que le llame por teléfono para quedar. El youtuber va y le llama por teléfono y comienza a cachondearse de él de una manera humillante, algo alucinante… Además, este vídeo me lo pasó una persona de mi edad, un adulto, porque le había hecho gracia el vídeo.

EloísaHay una falta tremenda de espíritu crítico y de poder ser objetivo, como si se produjeran identificaciones masivas por falta de estructura. Las cosas están contigo o contra ti, no hay matices, no hay objetividad, no hay reflexión. Es grave si se pierde la capacidad de pensar…

Creciendo con eco:  Lo que nos parece alarmante es que, este vídeo del youtuber tiene cuatro millones de visitas… Los chavales lo siguen como un referente, así que es algo preocupante porque ya no tienes el filtro (o medio filtro) que te puede hacer la televisión con las políticas de cada cadena (despreciables en muchos casos, pero siguiendo una línea). Los youtubers no tienen estos filtros, hacen con libertad (para bien y para mal), así que cambian las reglas del juego.

EloísaTodo esto, ¿no nos lleva a reflexionar sobre lo que está pasando para que haya este arrastre tan brutal en niños y jóvenes? Algo debemos de estar haciendo muy mal…

Creciendo con ecoEs que están comunicando algo ahí con este tipo de vídeos, algo están queriendo decir.

Portadayoutuber.png

Los youtubers son las nuevas estrellas del rock, ídolos en los que niños y adolescentes de hoy se ven reflejados.

EloísaSi ligamos esto a todo lo que hemos estado hablando, podemos pensar que muchos niños y jóvenes recurren a ello porque no les hemos sabido dar otros recursos… Los padres tienen una presión brutal porque los medios audiovisuales tienen la fuerza de un tsunami, así que es comprensible que muchos de ellos tengan dificultades para poner límites. Otros si ponen límites, pero es importante también proporcionarles, sugerirles, una alternativa, no le puedes decir únicamente: “no juegues a esto” y ya está… El niño necesita estar activo, enriquecerse y también aburrirse un poco, que no pasa nada… sino nunca se les va a ocurrir como entretenerse.

Hay que trabajar mucho la cultura del ocio en los niños, no con una hiperorganización abrumadora que implique convertirnos en sus canguros permanentes, pero sí incluir diversidad de actividades: excursiones, parque, juegos de mesa, deportes, quedar con amigos sin la Playstation… Gran parte de nuestros adolescentes, lo único que saben  hacer es ir de botellón y hay otras cosas… pero, o las fomentas desde la más temprana infancia, o estás bastante perdido…

ESCUCHEMOS, pues, a los niños, les evitaremos muchas dificultades y nos las evitaremos también nosotros.

 

(Entrevistadores: Carmela Salillas y Francisco López Moreno)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s