Entrevista a Hugo Massei “Una Psiquiatría que salga de la Consulta” (Segunda parte)

hugo massei

Hugo Massei

 

Siguiendo el hilo de la entrevista que publicamos hace dos semanas, esta segunda parte consta principalmente de uno de los grandes proyectos que llevó a cabo Hugo Massei. Tras su propósito de sacar el quehacer psiquiátrico fuera del espacio segregado institucional clásico, optó por incluir a los sujetos previamente institucionalizados al mundo cotidiano, es decir, al plano laboral mediante una terapia vincular, cuyos resultados encontrados fueron sorprendes.

¿Cuál es el papel de los animales en el programa TACA que usted ha desarrollado (Terapia Asistida Con Animales)?

Yo empecé con los animales de casualidad, cuando fui invitado al Hospital Gregorio Marañón para hablar de este trastorno de aprendizaje y aproveché para ver a un amigo que vivía en España.

Él me da una carta para el zoológico de Buenos Aires y yo vengo con esa carta para ver a este amigo de mi amigo. Y me dice “vos sos psiquiatra y yo soy veterinario, ¿qué podemos hacer juntos?” Entonces, me metí en el zoológico y comencé a dar vueltas pensando que se podía hacer acá, hasta que vi un cartel que decía que Roberto era cuarta generación de cuidador del zoológico. Miré el cartel y dije “y si a este señor no le preguntan nada, ¿qué hace con lo que sabe?… Yo estoy en el único Hospital Psiquiátrico infanto-juvenil de Buenos Aires, y si este señor quiere explicar y los niños quieren preguntar, juntémoslo, ya que tendremos unas cosas interesantes.”  Y así fue. Empecé en el año 89 en el Hospital Clínico de Internación, en ambulancias, a ver qué sucedía con estos chicos y trabajaba. Ya saben que el trabajo y el juego tienen la misma base. El trabajo es el juego de los adultos. Entonces, empecé a darme cuenta de que los chicos estaban mucho mejor en el zoológico que en hospital. Trabajaban como cualquier trabajador. Demostré que:

1) estos chicos tenían una mejoría más rápida.

2) eran tratados como sujetos y no como objetos de una práctica.

3) se socializaban más rápido.

No había ninguna duda de que el programa ‘Cuidar Cuidando’ era un mejor dispositivo que el del hospital

Veinte años más tarde hice el experimento con la aplicación de la escala del DSM-IV y con ésta, tenían un 75% de mejoría. Este experimento hizo recorrer el mundo explicando el programa pero nadie lo materializó. ¡Mira qué interesante! Hay zoológicos en todo el mundo, chicos con problemas hay en todo el mundo… Pero nadie lo pudo hacer. Sigue siendo el único programa en el mundo. ¿Por qué? Un ejemplo:

– Lo que dicen los alemanes es que es un programa sucio: no tendrían ningún psiquiatra que quisiera ir a un zoológico.

– Los americanos e ingleses dicen que no lo podrían hacer por los seguros que tendrían que pagar.

Nosotros lo tenemos desde hace más de 20 años y los chicos consiguen una mejoría rápida, disminuye la medicación, los chicos empiezan a circular por el ambiente laboral y muchos de ellos son contratados por empresas o por el mismo zoológico.

¿Entonces, qué pasa con el animal, qué importancia tiene? En el zoológico no lo tiene ya que es un animal en cautiverio, es un animal de demostración.

En el programa ‘Cuidar Cuidando’ no es tanto el animal sino el vínculo entre los dos, el animal y el cuidador.

Cuidar cuidando

Un ejemplo fotográfico del programa que capta a la perfección el vínculo animal-cuidador

Los cuidadores del zoo lo que hacen es darle la oportunidad al chico de ser cuidador, además de darle la oportunidad de adentrarse en el mundo laboral. Desde entonces, fui nombrado como Coordinador General de la Terapia Asistida Con Animales. Entonces ese programa pasó de una coordinación anárquica a ser coordinado por mí, teniendo una implicación muy importante en la vida de los pacientes. Los perros que utilizamos están totalmente desparasitados, pasando los controles de Sanidad, trabajando con pacientes incluso inmuno-suprimidos. En este momento tengo 11 programas con inclusión de perros, además del programa Cuidar Cuidando. Hace 15 años en la facultad de veterinaria se realiza con chicos con trastornos motores, teniendo éstos una evolución distinta a los pacientes que no reciben equinoterapia. Sin embargo, estos programas no pueden hacerse masivos…

equinoterapia

Por otro lado, la Doctora Lamb hace 30 años que realiza equinoterapia. El trabajo con perros tampoco data de finales de siglo, sino que el psiquiatra inglés William Tuke* comenzó a trabajar con perros y pacientes psiquiátricos en el siglo XVIII, en 1773. Por lo tanto, no es algo novedoso que las mascotas ayudan y mejoran la calidad de vida de los pacientes.

Simplemente, no se le dio bola porque las farmacéuticas no quieren que se le dé bola. Es mejor darle una pastilla que ponerlo a trabajar con un perro. Porque con el perro, el laboratorio no gana nada. En mi caso, como especialista en psiquiatría desde hace más de 25 años, no medico hasta que sé que es la última solución. Incluso teniendo patologías severas, tienes que tener un especialista que sepa cuando te tienes que medicar y cuando no.

Cuando yo llegué a España, España ya tenía el mayor porcentaje de adictos mayores de 18 años. Y yo les pregunté: ¿Qué pasa, que medicáis a los niños con metilfenidato desde los 3 años? Y cuando dejan de tomar metilfenidato, pasan directamente a la cocaína. Por lo tanto, vas a necesitar más dosis para conseguir el mismo efecto (tolerancia). Los niños que están con estimulantes centrales (metilfenidato, rubifén, sertralina, concerta) aquí en Argentina, sólo los usamos en niños desde los 8 años hasta los 11. ¿Por qué? Porque crea adicción. Si tú tienes a un niño tomando esa medicación desde muy temprana edad, lo que va a desarrollar es una adicción. Y esto no se entiende. No se entiende porque la medicación tiene efectos en el niño. Si le das a un niño inquieto este tipo de medicaciones, éste se va a tranquilizar, pero también va a tener la necesidad de consumir. Es decir, yo por ejemplo con 75 mg de haloperidol acabo con el delirio de un paciente, pero también acabo con el paciente.

Consumir psicoestimulantes legales como el metilfenidato desde edades tempranas puede generar en la adolescencia una adicción a psicotrópicos como es la cocaína, por compartir el mismo principio activo

Hoy en día recibimos imágenes terribles – guerras, conflictos, campos de refugiados, etc. – ¿Cómo un niño que ha vivido estas adversidades, puede integrarse en una sociedad cualquiera, o concretamente la europea, a nivel social y estatal para facilitar esta reintegración?

Bueno, es una pregunta bastante difícil y que tiene bastantes aristas…Nosotros, en Argentina, no hemos tenido guerra. Pero tenemos hambre, que es más o menos lo mismo… Aquí, cuando tienes un chico que hasta los 18 meses ha sufrido desnutrición, va a tener problemas irreversibles referido a la inteligencia y el mundo cognitivo, referido a lo que la gente llama trastornos de aprendizaje.

Cuando nos encontramos ante un país en guerra, la situación es distinta: la brutalidad que provocan esos cuadros hacen que los chicos tengan un desarrollo y un crecimiento acelerado. Cuando se tiene situaciones traumáticas tan graves, lo que sucede es que se pierde la infancia, se anula esa infancia donde tiene que jugar, y ese disfrute pasa a ser reemplazado por la guerra, por el vandalismo, por el fanatismo religioso…

Generalmente, la gente que trabaja en catástrofes tiene un grave problema con eso, porque restituir a un niño a la infancia cuando ya ha vivido eso, es bastante difícil.

En mi caso, tengo muchos trabajos realizados con el tema de los chicos asesinos, que van desde la región de Arkansas – EEUU – hasta los chicos de Liverpool – Inglaterra – donde explico que éstos no son niños, sino ex – niños: porque cuando un niño tiene como rito inicial la muerte de otro chico, éste no ingresa a la adultez, sino a la cárcel. Este niño ya no podrá ser restituido a la infancia, porque la perdió. El juez, con su sentencia, no hace más que cumplir con la ley pero no contribuye a que este chico se restituya como infante. El chico asesino sale de su lugar de representación y no ingresa a otro lugar de representación, ingresa a la cárcel. Estos chicos son como el fenómeno que os ocurre a vosotros con los musulmanes. Una mayoría musulmana, cuando sale, no se adapta a la nueva cultura, y no crean otra dentro de la de ustedes, porque no pueden crear otra representación fuera de la suya. Es un tema bastante complejo pero que ya está escrito en la literatura. Tiene que ver con el Síndrome de Ulises que le ocurre a la gente que emigra, tanto internamente como externamente: lo que vas a tener es que el migrante – por las costumbres, por el idioma, por la comida, por los paisajes… – es muy difícil que se restituya en otra cultura.

niños asesinos

Entonces, volvemos al tema de los chicos, tienen que vivir en un determinado orden, y ese orden se altera. Cuando alteras el orden, tienes que pensar que ese chico no tiene retorno a la infancia. La verdad es que es una realidad bastante dura porque hay miles de chicos sometidos a estas cosas, no solamente a la guerra, sino también a las migraciones.

He estado supervisando instituciones escolares en Canarias – Gran Canaria, La Palma… – y en la misma aula había como 15 o 20 nacionalidades distintas, y eso hay que abordarlo, pero sólo debe ser realizado por especialistas, pero no de forma individual sino grupal haciendo talleres, terapias grupales, donde el chico pueda integrar todo esto y que no agrave su personalidad. Pero creo que nosotros, desde la psiquiatría infantil, todavía no podemos dar respuesta a esta situación social mundial: la guerra y los conflictos bélicos. A día de hoy nos encontramos ante la cifra de 40 – 50 conflictos bélicos (tribales, religiosos) trayendo muerte, bombardeos… Es algo muy difícil en lo que inmiscuirse.

Es como cuando a mí me preguntan desde los colegios ¿qué hacemos con la violencia? Lo que no saben… que la contracara de la violencia es la sexualidad.

¿Dónde vas a encontrar los conflictos más terribles? Los niños en edades comprendidas entre los 12 a los 16. ¿Por qué? Porque es el momento en el que adviene la sexualidad, están pasando por un dolor ambivalente y de crisis, como es la pre-pubertad y adolescencia. Todas estas cuestiones se combinan y el chico responde con violencia. No es porque sea violento, sino porque no puede canalizar su sexualidad.

¿Sabes cómo resuelvo los problemas de violencia en Argentina? Aquí, la mayoría de los colegios fueron construidos por los militares y tienen un concepto bastante militar del espacio. Para éstos, el espacio significa control. Todos los patios de los colegios que construyeron los militares carecen de árboles, sino que tienen cemento, luces… Entonces los chicos no pueden jugar ahí. Y si no pueden jugar en el patio, jugarán con el edificio. Entonces, ¿cómo acabas con la violencia?: poniéndole mesas de ping-pong, poniéndole material para que juegue al ajedrez, poniéndole porterías para que jueguen al fútbol… Y es así como acabará la violencia. Porque si un chico no puede jugar, que es su lenguaje, se volverá violento.

Como decía Napoleón “ninguna gran escena se hizo sentado“. Es decir, cuando le sientas al lado tuyo su violencia disminuye al 50%, porque no puede gesticular. Entonces, tomando como referencia la frase de Napoleón, si cuando nos encontramos a alguien nervioso, lo primero que hacemos es sentarlo, el 50% habrá disminuido. La violencia tiene que ver con esto, con la poca comprensión que hay. Hay un libro de Françoise Dolto* que se llama ‘Niños Agredidos a Niños Agresivos’: las instituciones escolares hacen bastante mella en esto.

Durante 4 años, en esta capital federal, he estado trabajando para la UNESCO, dentro de las instituciones escolares, y, por ejemplo, en estos años he visto maestros como golpeadores de chicos, incluso maltratadores, y no hace falta que sean físicos, sino psicológicos.

En mi trabajo dentro de la institución escolar, he mostrado como la escuela puede ser una generadora de patología, y no como una predicadora del saber, a partir de los maestros

He visto chicos enuréticos que no han sido consultados en primer grado, que no han controlado nunca su esfínter. Chicos de 7 años con habitación propia desde que nacen y todavía duermen con sus padres. Y esto no lo puedes detectar en una entrevista. Tienes que trabajar en el lugar, trabajando con los padres, con los maestros y con los niños, y ahí es donde vas a detectar en los 3 niveles la patología de los niños. Y de esta forma vas a evitar que los niños lleguen a los hospitales, al servicio de Salud Mental porque vas a detectar antes la patología. Entonces, serviría que los profesionales y aun los más experimentados, trabajen en los lugares donde están los niños – las escuelas, los clubs – como decían nuestros maestros acá en Argentina, cuando trabajaban en las escuelas, en las iglesias, en los clubs de fútbol… Porque de esta manera detectas, haces prevención y evitas la patología.

 

William Tuke* (1732-1822) fue el pionero en el uso de animales para terapias para aliviar la dureza de los psiquiátricos, fundando un hospital psiquiátrico llamado el ‘Retiro de York’ en 1972 bajo la creencia de que los animales podían propiciar valores humanos en enfermos de tipo emocional aprendiendo autocontrol mediante refuerzo positivo.

Françoise Dolto* (1908-1988) fue una psiquiatra y psicoanalista francesa que destacó especialmente en el tratamiento de niños con trastornos mentales y participó junto a Jacques Lacan en la creación de la Escuela Freudiana de París. El libro mencionado aborda temas que van desde la fatiga de las madres ante la lucha de cada día, las preguntas mudas de los niños (comunicación y afectividad), los nerviosismos, caprichos y angustias de los pequeños, los celos entre hermanos,  la obediencia y el apaciguamiento, el entretenimiento, el juego y las buenas y malas costumbres a la hora de dormir.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s